Está pasando si es que es verdad.

Loading...

jueves, 7 de febrero de 2013

URDANGARIN Y OTRAS RAREZAS

Una periodista sin ropa interior entrevista al Primer Ministro serbio, se marca un Instinto Básico y luego le cuentan al mandatario del país que es una broma de cámara oculta. Y va él y se ríe, se abrazan y cada uno a lo suyo. Si fuera en España, la periodista tendría que entrevistar a un monitor de televisión con un registrador de la propiedad repitiendo “Menos algunas cosas” en bucle. Y la Virgen del Rocío se pondría triste. Y a la periodista le sacarían el gasto en refajos de las últimas cinco declaraciones de la renta, porque bragas empieza con B, no como confeti, que empieza con ce y acaba con 4.680 euros.

Dimite un juez ruso porque le grabaron dormido durante un juicio. Además de ratificar la teoría de que 'Dimitir' es un nombre ruso, no le encuentro la novedad a que la Justicia cabecee, sestee, bostece o se trasponga. No quiero insinuar con ello que no haya jueces trabajadores y activos. Incluso los hay tan hiperactivos que los inhabilitan para que descansen. 

Encuentran el cráneo de Ricardo III de Inglaterra en un parking. Normal, el hombre habría encontrado aparcamiento para el caballo a la primera en 1485 y habría pensado, "de aquí no me mueven ni para ir de cacería". No como otros reyes, que se les está poniendo la papada de tales dimensiones que ya solo tiene cuerpo y extremidades (y prótesis). Pero la marca que separa la cabeza del cuerpo seguro que es inapreciable. Ricardo III pensó. Por comentar.

Roban el letrero de una fábrica de galletas y piden un rescate. Cosas que pasan en el país de Ángela -si el Registrador de la Propiedad se dirige a ella por el nombre de pila, yo también-. El secuestrador exige que el galletero entregue un alijo de galletas a un hospital infantil. En el país de las shushes detendrían al propietario de la factoría galletera por colaboración con banda armada.
Urdangarin recurre la fianza porque le aboca a un 'injusto empobrecimiento'. No como el meritorio enriquecimiento al que se vio obligado gracias a las caritativas obras de la fundación que tantos buenos ratos nóos está dando a los pocos miles de habitantes peninsulares e insulares -incluyo Palma, sin guarrerías- que quedamos sin cobrar en B (ni en A), sin encontrar contabilidades creativas por los armarios, ni sobres en las rendijas, ni sobresueldos, dietas y demás tipos de pagos que llevarían otro párrafo. 
Pues es que, don Iñaki, no llevamos suelto para dejarte. Igual Calatrava en Suiza tiene algo. Si eso, le preguntas y ya que habláis, que te construya el puente hasta Mallorca para que te puedan echar de allá. Claro, que el puente en cuestión tenía el otro extremo en Valencia. Miedo me da.



 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada